4 jul. 2018

JULIAN DE LOS REYES Y FAMILIA-TRISTE Y AZUL SEPT. 1996

Hace poco nos dejó el jerezano Julián de los Reyes. Los amigos de Caminos del Cante se acordaron de él en uno de sus programas. Se preguntaban cómo llegó a sus manos una grabación de Radio Vallekas del propio Julián recitando. Vamos a explicar la historia de ese documento sonoro dedicado a Julián de los Reyes y su familia.


Fotografia Jose V.Resino una noche en Santiago
Allá por Agosto de 1996 pasábamos unos días en Jerez unos amigos entre los que se encontraba el fotógrafo José Vicente Resino. Me recuerdo tomando un botellín en el bar de Agustín, en el Arco de Santiago, cuando se me acercó un hombre enjuto que muy serio me dijo refiréndose a la imagen de mi camiseta: "ese que tienes ahí es el primo José, ¿verdad?". Le contesté que así era y que gracias a él estaba en Jerez. Me comentó que esa noche iban al cine Astoria a escuchar a Luis de PicaEl TortaEl Capullo La Chiqui. Que La Chiqui era su hija y esa noche debutaba como artista y que tambien es su hijo El Pele de Navajita Platea, además que él era poeta y recitaba en caló. Inmediatamente le sugerí hacerle una entrevista.
Me citó esa misma tarde en casa de su hijo y allí me presenté con mi grabadora. Recitó unos poemas dedicados a Terremoto y Mairena que me dejaron muy impresionado. Hablamos de su familia, su trabajo, el flamenco y las cosas de la vida. También entrevisté a su hijo. De vuelta a Madrid, donde vivía yo entonces, monte el programa que salió al aire un jueves en la franja horaria de Triste y Azul  
de la emisora Radio Vallekas.
El Ratón de Lavapiés con Mijita padre. Alfaro, Madrid.
El 22 de octubre Navajita Plateá presentaba disco en un local de la Gran Vía madrileña y decidí llevar la cinta del programa emitido a El Pele con la entrevista a su padre. No me quedé al concierto entero porque mi mujer estaba muy embarazada, tanto es así que esa misma madrugada rompió aguas y por la mañana nació nuestro primer hijo, Omar. 
Los recuerdos y nuestras pequeñas vivencias afloran cuando menos te lo esperas y nos hacen rememorar momentos casi olvidados. Han pasado más de 20 años, estamos más viejos, sabemos cada vez menos de Flamenco, de la vida en general y de tanto en tanto cometo alguna chalaura. 
Los juanes en la Lancha y copa Jerez.


La Cañailla de Lavapiés en Amor de Dios
  
Ahora tengo dos hijos, el mayor tiene buen gusto para tocar la guitarra y el pequeño este año se ha traido dos medallas de un par de campeonatos de gimnasia celebrados en Jerez. El uno achucha con El Morao y el otro de vez cuando disfruta de El Torta. Sigo teniendo la misma gran compañera y madre de mis hijos, la mismita que me aguantó entonces y que sigue aguantando tantos años después. A ella le debo muchas con las que he disfrutado y sigo disfrutando en la actualidad. Gracias chiquitilla.
Los camaroncitos y la cañailla en el armario Camarón.
Pero volviendo al verano de 1996, en Jerez también entrevistamos al añorado Fernando Terremoto. Quiero contar que ademas esa misma tarde tuve el placer de llevar a su casa a Luis de La Pica. (En este enlace la foto de Luis junto a otros artistas es de Luis Chaves, tomada en Madrid) Guardo en mi recámara retazos de la conversación que mantuvimos en mi humilde Peugeot 205. A la noche cantó en el cine Astoria donde mi idolatrado Torta no lo hizo aunque tampoco se privó de personarse para lanzar los improperios que le parecieron oportunos a quienes considero conveniente. Otra historia que en algún momento contaré.
Pd. Terminamos esta entrada con un documento que en algunos aspectos tiene toda la vigencia sobre todo en el último punto del decálogo del cabal.